Planes de ahorro nuevos

Es un sistema mediante el cual un conjunto de personas constituyen un fondo de ahorro común para la compra de un automóvil.

En estos casos la compra es directamente a la terminal automotriz la cual se hace responsable también de la facturación de las cuotas y la entrega de las unidades. Esta modalidad tiene la ventaja de que las cuotas son las más bajas del mercado y no poseen interés; solo se le suma los gastos administrativos, seguro de vida y derechos de suscripción. El suscriptor también puede optar por realizar cancelaciones totales o parciales a valor de cuota pura sin los gastos administrativos ni el seguro de vida. Además las terminales por lo general tienen disponible una cantidad casi ilimitada de unidades lo que permite minimizar el tiempo de entrega y permite la libre elección de modelos y colores.

Los grupos

Del conjunto de personas que se suscriben a un plan de ahorro se arman grupos cerrados que están conformados por un número de personas o subscriptores que representa dos veces la cantidad de cuotas que integra cada plan. Por ejemplo si el plan es de 50 cuotas, cada grupo va a estar integrado por 100 personas. En caso de ser un plan de ahorro de 60 cuotas, el número de personas en cada grupo asciende a 120. Esto se debe a que se entregan 2 autos por mes a alguno de los integrantes del grupo ya sea por licitación o por sorteo. Por este motivo los grupos tienen que estar cerrados (contar con la totalidad de los suscriptores) para poder licitar o comenzar a sortear. Por lo general los planes se componen de 50, 60 u 84 cuotas.

Entregas

Por Sorteo

Cada mes se sortea un automóvil entre los integrantes del grupo. A medida que van pasando los meses uno tiene más probabilidades de salir sorteado ya que quedan menos integrantes en el grupo esperando la entrega de su auto.

Por Licitación

Junto con el sorteo mensual del auto también se entrega uno adicional por licitación. Esta modalidad beneficia al integrante del grupo que licite por la mayor cantidad de dinero el auto. En otras palabras uno tiene la posibilidad de ofertar una suma de dinero que está dispuesto a pagar para poder retirar el auto ese mes. Como todos los integrantes del grupo tienen la misma posibilidad de ofertar, el auto será entregado al integrante que más oferte por el auto en dicho mes. Esto tiene la ventaja de que uno puede obtener el auto anticipadamente pero debe poner la totalidad de lo ofertado para poder hacerlo. Lo ofertado en la licitación debe cubrir el porcentaje pactado en el plan. Por ejemplo si se trata de un plan 70/30, eso quiere decir que al momento de retirar el auto uno debe poner el 30% del valor del automóvil al momento de la adjudicación y la terminal le financia el otro 70%.

Tipos de planes de ahorro

Plan de ahorro 70/30

La terminal financia el 70% del auto en cuotas sin interés (60 ó 84 cuotas según el plan) y el otro 30% se debe pagar de contado al momento de la adjudicación del auto. Los valores de las cuotas son modificables si varía el valor básico del auto e incluyen gastos administrativos, seguros de vida y derecho de suscripción.

Plan de ahorro 80/20

La terminal financia el 80% del auto en cuotas sin interés (60 ó 84 cuotas según el plan) y el otro 20% se debe pagar de contado al momento de la adjudicación del auto. Los valores de las cuotas son modificables si varía el valor básico del auto e incluyen gastos administrativos, seguros de vida y derecho de suscripción.

Plan de ahorro 100/100

La terminal financia el 100% del auto en cuotas sin interés (60 ó 84 cuotas según el plan). Los valores de las cuotas son modificables si varía el valor básico del auto e incluyen gastos administrativos, seguros de vida y derecho de suscripción.

Entrega Pactada o Asegurada

Esta modalidad, tiene como condición para la necesidad de gestionar al cliente un crédito a fin de cancelar la deuda del plan de ahorro suscripto y convertir el plan en un préstamo prendario a tasa fija. La transformación del plan de ahorro en un crédito prendario ofrece al cliente una alternativa ventajosa que implica acotar el incremento de la cuota asociado al aumento de precios de los vehículos.

Planes de ahorro empezados

Los planes de ahorro se pueden transferir de persona a persona, por lo cual uno puede comprar un plan de ahorro ya empezado. Los principales beneficios de este tipo de transacción es que uno tiene más posibilidades de adjudicarse el auto por sorteo ya que a mayor cantidad de cuotas, menos subscriptores quedan en el grupo participando del sorteo mensual. Otra de las ventajas es que uno puede adquirir el plan por un monto menor de lo que costaría suscribirse a un plan nuevo debido al efecto del cambio de precio en el auto. Al igual que un plan de ahorro nuevo, este tipo de operación es ideal para aquellas personas que no tienen apuro en conseguir su auto y quieren hacer un negocio en la compra del mismo, ahorrándose además el tiempo que llevaría obtenerlo mediante un plan nuevo.

Planes Adjudicados (autos listos para solicitar)

Al igual que los planes de ahorro empezados, estos son planes que ya fueron adjudicados por su primer titular ya sea por licitación o sorteo. La ventaja de esta modalidad de compra es que uno no debe esperar para la entrega del auto ni participar de sorteos o licitaciones. Además pueden pagar el resto del auto sin intereses financieros ya que el primer titular le transfiere todos los derechos y obligaciones de su plan al comprador. Por lo general se paga un sobreprecio por este tipo de operación pero son los beneficios de asegurarse una entrega inmediata.

Planes de Ahorro por marca